logo-dsae

NOTICIAS

Para estar atento a toda la actualidad del sector

FACTURA ELECTRONICA OBLIGATORIA PARA AUTONOMOS Y PYMES

12-06-2018

El 1 de marzo de este mismo año, 2018, entró en vigor la nueva Ley de Contratación Pública. Con vocación de transparencia y apostando por la simplificación en los procesos, aboga por el uso de los medios electrónicos como herramienta principal.

Esa misma Ley obligará al subcontratista, desde el próximo día 1 de julio, a emitir factura electrónica en su relación con un contratista principal, siempre que ésta supere los 5.000 euros y el destinatario final sea la Administración Pública.

Es decir, si un contratista X ha obtenido un contrato para servir bienes o servicios a una Administración, y éste, a su vez, te llama a ti, autónomo o pyme, para cubrir con tu actividad parte de ese contrato, te conviertes en subcontratista y estarás sujeto por esta nueva obligación.

Registro Electrónico Único para la factura electrónica obligatoria

A partir del mes que viene los autónomos y pymes que actuéis como subcontratistas, y siempre que el destinatario final sea la Administración Pública, tendréis la obligación de presentar en formato factura.e los servicios prestados o bienes entregados al contratista principal.

El subcontratista hará llegar el documento justificativo al contratista a través de un Registro, creado a tal efecto, y el contratista hará lo mismo para su remisión al órgano administrativo al que corresponda la tramitación de la factura.e.

Y es que, antes del 30 de junio de 2018 el Ministerio de Hacienda y Función Pública pondrá a disposición de los operadores económicos y particulares un Registro Electrónico Único para volcar la información.

Por ahora está activo el FACe que es el punto general de entrada de facturas electrónicas de la Administración General del Estado.

Este nuevo órgano permitirá, entre otras funcionalidades, acreditar la fecha en que se presenten facturas por los subcontratistas al contratista principal y trasladar dichas facturas al destinatario de las mismas.

La finalidad de este sistema es imprimir transparencia a toda la cadena de subcontratación.

Cómo funciona la factura electrónica obligatoria

La factura electrónica lleva implementándose desde el año 2015 cuando comenzó a exigirse para poder trabajar como proveedor de la Administración Pública y entre grandes empresas.

En principio, una factura electrónica tiene que cumplir con los mismos requisitos que una factura en formato papel. El documento debe contener los campos exigibles a toda factura y ser transmitido de un ordenador a otro recogiendo el consentimiento de ambas partes.

A saber:

  • Legibilidad: es decir, que pueda ser leída por humanos. Algo que con el documento electrónico es más fácil de garantizar que en el de papel.
  • Autenticidad del origen de la factura: implica que se tiene que garantizar la identidad del proveedor de los bienes o prestador de los servicios facturados, y la del emisor de la factura, en caso de no ser el mismo.
  • Integridad del contenido de la factura: tiene que ser posible garantizar que el contenido de la factura no ha sido modificado.

¿Y cómo puedes expedir facturas electrónicas? Pues se contemplan tres formas:

  1. Mediante un programa informático que cree facturas electrónicas. Ese programa puede estar instalado en tu ordenador o acceder a él a través de Internet.
  2. Mediante la intermediación de un prestador de servicios de facturación electrónica.
  3. Que sean creadas por el propio destinatario de la factura electrónica (es lo que también se denomina informalmente “autofacturación”).

Más artículos


[+] 2018

[+] 2017

[+] 2016

[+] 2015

[+] 2014

[+] 2013

[+] 2012