logo-dsae

NOTICIAS

Para estar atento a toda la actualidad del sector

Inspección sancionó la situación irregular de 41.000 trabajadores valencianos en 2013

24-03-2014

Las sanciones interpuestas por los inspectores de Empleo afectaron a un total de 41.177 trabajadores de la Comunidad Valenciana durante el año pasado. Así lo atestiguan los últimos registros de la Dirección General de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que sitúan a la valenciana como una de las autonomías con mayor penetración del fraude laboral en términos cuantitativos.

En un contexto marcado por una pérdida de empleo galopante tras una crisis que ya dura seis años la C. Valenciana finalizó 2013 con 696.000 parados y 2,4 millones de personas en activo, aumenta el número de indagaciones en los entresijos del mercado laboral. Hay menos ocupados, pero se fiscaliza más la situación en las empresas.

Los técnicos oficializaron un total de 7.168 actas de infracción y 10.731 requerimientos, cada citación afecta a un número menor o mayor de asalariados según el tamaño de la empresa implicada tras las 33.324 visitas realizadas en 2013 y el importe global propuesto para las sanciones superó los 38,5 millones de euros.

Si se comparan los datos del año pasado con los de 2012 se confirma una tendencia: baja el importe de las sanciones, pero crece un 16% el índice de damnificados. Así, en 2012 se vieron afectados por la tarea de la inspección laboral un total de 34.919 asalariados de Castelló, Valencia y Alicante 6.258 menos que en 2013 y el montante de las sanciones fue de 38,9 millones de euros (347.486,81 euros más).

El 39% de los trabajadores afectados 16.154 de Castelló, Valencia y Alicante se encontraban en una situación irregular respecto a la Seguridad Social. El 55% de estos implicados, fueron dados de alta tras la investigación protagonizada por los inspectores. En este campo se detectaron un total de 6.754 infracciones y el importe global de las multas supera los 25 millones.

El segundo gran grupo de investigaciones pertenece al campo de las relaciones laborales, donde se vieron implicados 14.372 empleados de la C. Valenciana. Uno de cada cuatro, el 25% de asalariados cuya situación fue investigada vio cómo su contrato se transformaba en indefinido y las sanciones consecuentes alcanzaron los 2,2 millones.

El tercer grupo se refiere a la salud laboral: 8.027 trabajadores afectados, 9.421 órdenes de servicio y 1.678 infracciones en acta y requerimientos. Las sanciones superaron los 4 millones. Respecto a los expedientes relacionados con el empleo y la extranjería, se detectaron 293 infracciones, con 1.013 puestos de trabajo investigados. El importe de las múltas rebasa el umbral de los los 5 millones de euros.

Por último, 1.611 trabajadores se vieron afectados por pesquisas relacionadas con obstrucciones por parte de la empresa a la acción de los inspectores. El importe de las sanciones supera los 1,8 millones.

Solamente Cataluña (77.849 trabajadores implicados) y Andalucía (49.721 asalariados afectados) cuentan con índices superiores a los valencianos. Madrid (38.845 puestos de trabajo investigados) sería la cuarta región en el escalafón, a pesar de que contar más personas en activo dentro de sus fronteras.

En el lado opuesto se encuentran Cantabria (2.247 trabajadores afectados), La Rioja (2.528 residentes implicados en las investigaciones) y Navarra, donde un total de 3.827 empleados se vieron afectados por las sanciones de los inspectores.

Más artículos


[+] 2017

[+] 2016

[+] 2015

[+] 2014

[+] 2013

[+] 2012