logo-dsae

NOTICIAS

Para estar atento a toda la actualidad del sector

Reforma fiscal. Quebranto en la tributación de las opciones sobre acciones "Stock options"

11-12-2014

Actualmente estamos asistiendo a operaciones de reestructuración de empresas debido al sobrecoste laboral que muchas de ellas sufren, si bien todo ello en paralelo a la búsqueda de incentivar a aquellos trabajadores que con talento y esfuerzo puedan lograr la recuperación de los negocios en un momento tan complicado como el actual.

Para intentar fidelizar a dichos trabajadores, suelen utilizarse en las empresas la entrega de acciones a sus trabajadores, las llamadas stock options -opciones de compra sobre acciones-, de forma complementaria al salario de dichos trabajadores.

Estas opciones permiten al trabajador, bien de forma gratuita o a cambio de un precio adquirir un determinado paquete de acciones de la sociedad para la cual trabaja, en una fecha determinada. Una vez llegue dicha fecha el trabajador podrá ejercer o no su opción.

Fuera como fuese, si tenemos claro que, en general, las stock options son una herramienta para fidelizar personas clave de una empresa comprenderemos que se conceda esta opción sobre acciones, con derecho a comprar determinado número de participaciones de la empresa, a un precio fijado (con un descuento sobre su valor) durante un período de tiempo. Habitualmente, el tiempo necesario para alcanzar determinados objetivos en la empresa como un número mayor de clientes o de facturación.

La reforma fiscal afecta al plan de compra de acciones y a las stock options en varios aspectos. En algunos casos incrementará la cantidad de impuestos a pagar.

Por una parte, se disminuye el tipo impositivo de su tributación (tanto en el momento del ejercicio como en el momento de la venta), con lo que en principio podríamos pensar en un cambio positivo en cuanto a su coste fiscal.

Sin embargo, este aspecto que nos beneficia puede verse contrarrestado por otros negativos en cuanto a su tributación tras la reforma fiscal.

A continuación analizamos la tributación de estos ingresos en 2014 e igualmente como lo harán en 2015.

Las stock options tienen un impacto fiscal que se diferencia en dos momentos y operaciones diferentes:

1º) En el momento del ejercicio de la opción , se trata de rendimientos calculados por la diferencia entre el valor de mercado de las acciones y el precio satisfecho por el empleado para adquirirlas: Se cataloga como rendimiento del trabajo en especie.

2º) Cuando el inversor venda sus acciones, se genera una ganancia o pérdida patrimonial. Se determina por la diferencia entre la cotización de la acción el día de la venta y la cotización de la acción el día de la ejecución.

Esta ganancia o pérdida tributará en la base del ahorro o en la base general(según periodo de generación).

Desde el punto de vista tributario, estas operaciones se gravan de forma diferente según se lleven a cabo antes o después de la Reforma Fiscal.

Hasta la fecha 31 de diciembre de 2014:

1º) los rendimientos que se obtienen en el momento del ejercicio pueden minorarse mediante la aplicación de dos ventajas fiscales:

A ) Una exención de 12.000 euros anuales. La exclusión se limita a la parte que no exceda, para el conjunto de las entregas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales.

Los requisitos para aplicar esta exención son los siguientes:

- Los beneficiarios de la entrega de acciones o participaciones deben ser los trabajadores en activo de la sociedad. Por lo tanto, en el caso de un plan de concesión de opciones sobre acciones, ejercitando las opciones sin tener la condición de trabajador activo, no se aplica la exención aun cuando la hubiera tenido en el momento de la concesión de las opciones.
- Que se trate de una política retributiva general de la empresa y no de una medida discrecional.
- El beneficiario, conjuntamente con sus cónyuges o familiares hasta el segundo grado, no puede tener una participación, directa o indirecta, en la sociedad en la que prestan sus servicios o en cualquier otra del grupo, superior al 5 %.
- Los títulos deben mantenerse, al menos, durante un período mínimo de 3 años.
Si se produce el incumplimiento del plazo de los tres años motiva la obligación de presentar una declaración-liquidación complementaria.

B) Una reducción del rendimiento integro.

Existe la posibilidad de obtener un rendimiento reducido minorando el rendimiento íntegro en un 40%(con un máximo de 300.000 €), pero tienen que cumplir los siguientes requisitos:

- Que las opciones no se hubieran concedido anualmente.
- Que el plazo comprendido entre la concesión del derecho de opción y su ejercicio sea superior a dos años.

Esta reducción está limitada al importe que resulte de multiplicar el salario medio anual (SMA) del conjunto de los declarantes en el IRPF por el número de años de generación del rendimiento (diferencia entre el número de días transcurridos entre la fecha de la concesión y la adquisición de las acciones). El límite puede duplicarse cumpliendo los siguientes requisitos:

.las acciones o participaciones adquiridas deben mantenerse, al menos, durante tres años, a contar desde el ejercicio de la opción de compra.

. la oferta de opciones de compra debe realizarse en las mismas condiciones a todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

2º) Las ganancias o pérdidas patrimoniales obtenidas en el momento de la venta tributarán en base del ahorro o en la base general (en función del periodo de generación) por la diferencia entre la cotización de la acción el día de la venta y la cotización de la acción el día de la ejecución.

Ejemplo de tributación en 2014:

La empresa Beta ,SA concede a sus trabajadores el siguiente plan retributivo de compra de acciones:

Fecha concesión: año 1.
Fecha ejecución: año 4.
Número de acciones: 1.700,00 acciones.
Precio ejecución: 9 euros/acción.
Precio en ejercicio (año 4): 20 euros/acción.
Suponemos que el inversor vende las acciones (en el año 7) a 22 euros la acción.

Para el ejemplo, consideramos que el plan de compra de acciones es política retributiva general (pero que no se aplica en las mismas condiciones para todos los trabajadores) y que el marginal del inversor es el máximo establecido en cada momento.

Rendimientos del trabajo
-Número de acciones: 1.700,00
-Precio concesión: 9,00
-Precio de ejercicio: 20,00
-Renta del trabajo(1.700*(20-9)): 18.700,00
-Exención 12.000 Euros: 12.000,00
-Reducción 40% (18.700-12.000) :2.680,00
-Importe tributable: 4.020,00
-Marginal: 52%
-Impuesto: 2.090,40


Venta de las acciones

-Número acciones: 1.700
-Precio de ejercicio: 20
-Precio de venta: 22
-Ganancia patrimonial: 3.400
-Impuestos: 714

A partir del 1 de enero de 2015:

1º) Respecto los rendimientos que se obtienen en el momento del ejercicio:


A) Estarán exentos los rendimientos de trabajo en especie generados por la entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales, siempre que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa.

B)
- Disminuye la reducción del 40 % al 30 % ,

- Se establece que no se aplicará reducción a los rendimientos generados en un periodo superior a dos años, cuando en los cinco años anteriores el contribuyente haya tenido otros rendimientos irregulares a los que hubiera aplicado este beneficio.

- Se vinculan las acciones concedidas antes de 2015 a un régimen transitorio en el que se podrá aplicar la reducción siempre que se cumplan los requisitos, aun cuando en el plazo de los cinco periodos impositivos anteriores a aquel en el que se ejerciten, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con periodo de generación superior a dos años a los que hubiera aplicado la reducción.

2º) Respecto a las ganancias o pérdidas patrimoniales obtenidas en el momento de la venta, el inversor al venderlas generará una ganancia o pérdida patrimonial que tributará en la base del ahorro por la diferencia entre la cotización de la acción el día de la venta y la cotización de la acción el día de la ejecución.

Ejemplo anterior y su impacto tributario en 2015:

Rendimientos del trabajo
-Número de acciones: 1.700,00
-Precio concesión: 9,00
-Precio de ejercicio: 20,00
-Renta del trabajo(1.700*(20-9)): 18.700,00
-Exención 12.000 Euros: No exento
-Reducción 30% (18.700): 5.610
-Importe tributable: 13.090
-Marginal: 47%
-Impuesto: 6.152,30


Venta de las acciones
-Número acciones: 1.700
-Precio de ejercicio: 20
-Precio de venta: 22
-Ganancia patrimonial: 3.400
-Impuestos: 680

Observamos la tributación con la legislación de 2014:

Año 4: 2.090,40 €
Año 7: 714,00 €
Total impuestos: 2.804,40 €

Comparando con la legislación aplicable para 2015 :

Año 4: 6.152,30 €
Año 7: 680,00 €
Total impuestos: 6.832,30 €


Conclusión:
Los tipos impositivos de la base general y del ahorro se reducen para el año 2015, pero este efecto se puede ver contrarrestado por la disminución de la reducción y la eliminación o limitación de la exención de 12.000,00 euros.
Por tanto, habría que analizar de manera individual cada caso para saber que impacto fiscal se produce con la reforma en los planes de compra de acciones que podamos percibir.
La valorada y anunciada rebaja de los tipos impositivos puede tener un aumento del coste fiscal de otras operaciones que se ven perjudicadas en cuanto a su tributación.

Fidel Iranzo Monteagudo.
Responsable Área Fiscal.

Más artículos


[+] 2017

[+] 2016

[+] 2015

[+] 2014

[+] 2013

[+] 2012