logo-dsae

NOTICIAS

Para estar atento a toda la actualidad del sector

¿Qué debemos saber sobre las nuevas reservas en el Impuesto de Sociedades?

08-01-2015

La reforma fiscal introduce dos nuevos conceptos a aplicar en el Impuesto de Sociedades que supondrán a las empresas una deducción de la cuota a pagar por los beneficios obtenidos. Las llamadas reserva de capitalización y reserva de nivelación podrán ser aplicadas por todas las empresas, la primera, y sólo por las pymes, en el caso de la segunda.

El aprovechamiento de la reserva de capitalización podría suponer una rebaja del tipo impositivo del 25% al 22,5%. Las pymes que además puedan aplicar la reserva de nivelación se beneficiarían de un tipo del 20%.

Reserva de capitalización

Esta reserva es una nueva "figura" que aparece consecuencia de la entrada en vigor de la nueva Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades, y viene a paliar (como así justifica la exposición de motivos de la norma) los efectos negativos que para el contribuyente de este impuesto puede tener la eliminación la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios y deducción por inversión de beneficios existentes hasta la fecha

Básicamente estamos hablando de la no tributación de aquella parte del beneficio que se destine a la constitución de una reserva indisponible.

La reserva de capitalización, se crea para que cualquier empresa que tribute al tipo de gravamen general del impuesto, las que apliquen el tipo de empresas de nueva creación o el tipo de las entidades de crédito y de hidrocarburos, pueda destinar a una provisión exenta de impuestos limitada al 10% de sus beneficios, sin que sea necesario que éstos se reinviertan en activos de la propia empresa, eso sí con un máximo de hasta un millón de euros al año.

Las cantidades dotadas en esta reserva se utilizarán para la autofinanciación de la empresa elevando así sus recursos propios y reduciendo la dependencia de recursos ajenos. Se trata, pues, de premiar la permanencia de una parte de los beneficios obtenidos en la propia empresa.

En el caso de que el contribuyente tuviese una base negativa en los cinco ejercicios siguientes, se reduce la misma en el importe de la minoración aplicada por esta reserva y, en caso contrario, las cantidades minoradas se suman a la base positiva del quinto año, actuando en este caso como un simple diferimiento del pago del impuesto.

Más artículos


[+] 2017

[+] 2016

[+] 2015

[+] 2014

[+] 2013

[+] 2012